Saltar al contenido

Tramacastiel: un poco de historia medieval

Tramacastiel medieval

Tramacastiel medieval

El Tramacastiel medieval es bastante desconocido. Somos un pequeño pueblo con casi 1000 años de historia conocida. A pesar de que encontrar documentos que mencionen un pueblo tan pequeño es difícil hemos intentado rebuscar un poquito en su historia para conocernos mejor.

De épocas anteriores a la reconquista no existen documentos, así que debemos iniciar nuestra andadura a finales del siglo XII.

Tramacastiel existe

Es en el año 1187 cuando aparece la primera mención documental de Tramacastiel. Estos territorios hacía poco que habían sido reconquistados a los musulmanes. En aquellos tiempos convivían dos grandes poderes en Teruel. Por un lado los Azagra (Ruíz de Azagra en realidad aunque el Ruiz se perdió por el camino), poderosa familia navarra que entre los años 1168 a 1172 aproximadamente (no se sabe con seguridad) habían conquistado Albarracín y alrededores. En este territorio habían fundado un gran señorío regido por Rodrigo Ruiz de Azagra. Por otro Alfonso II, rey de Aragón, había conquistado la ciudad de Teruel también entre 1170 y 1171.

Ambas formaron su comunidad que perduró a lo largo de los siglos cada una con sus leyes y sus señores. Entre ambas y como una cuña existía un territorio que se regía por los fueros de Aragón y cuyo principal municipio era Villel. Este territorio fue concedido en febrero de 1180 por el rey en Daroca a Martín Pérez, conocido desde entonces como Martín Pérez de Villel.

Tramacastiel y la orden de Montegaudio

La orden de Montegaudio

Pero a Martín Pérez le duraron poco sus posesiones. En 1187 pasaron a otras manos.

Don Rodrigo de Sarria era un señor de en tierras gallegas y leonesas. En su juventud, por lo que parece, era dado a los excesos. Pero en un momento de su vida viró y se convirtió en uno de los más activos miembros de la Reconquista. Primero fundó la conocida orden de Santiago que siempre estaba en primera línea de la batalla. Pero no contento con ello más tarde fundó la orden de Montegaudio cuyos preceptos cristianos y disciplina eran aún más estrictos.

Este señor aterrizó en Aragón hacia el año 1174 acompañando a su prima Sancha a casar con el rey Alfonso II de Aragón. El rey ya conocía su valor como guerrero contra el infiel y le concedió territorio en Alfambra (desde entonces la orden también se llamó de Alfambra).

Las incursiones árabes aún eran abundantes y peligrosas y es por eso que el rey buscaba aliados fuertes y guerreros que le ayudaran a defender los territorios conquistados. Que mejor que poner a los caballeros de la orden de Alfambra a guerrear contra el infiel. Pero para ello necesitaban un lugar desde el que partir a su lucha.

En el documento citado de 1187 se dice (traducido):

“Doy y concedo … el castillo y la villa de Villel… con todos sus términos y pertenencias y con todas sus aldeas, es a saber: Tramacastiel y Cuevas de Eva (quizás la actual Riodeva) y otras aldeas que están en los términos del predicho castillo…”

La orden del Temple

Tras la orden de Don Rodrigo de Sarria los caballeros que quedaron al frente de la orden de Montegaudio insistieron en varias ocasiones en fusionarse con la, en aquellos años, poderosa orden del Temple (los templarios).

Finalmente el rey Alfonso II poco antes de morir les concedió dicha petición. Fue en el año 1196 y en un documento que se dictó desde Lérida donde el rey aragonés aprobó dicha fusión. La orden de Alfambra desapareció de facto bajo el manto de la del Temple.

Tramacastiel cambia de manos

Pero fue poco tiempo el que Tramacastiel perteneció a la orden templaria. Vamos a intentar explicar los hechos los más sencillamente posible. En el medievo era habitual que los territorios cambiasen de manos a través de edictos reales, de órdenes de los nobles que eran sus señores o de matrimonios. Este último es el caso de Tramacastiel.

Los Condes de Fuentes

Los Condes de Fuentes fueron finalmente los que entre sus territorios contaban las tierras de Tramacastiel. Este condado no había tenido ninguna relación con Teruel jamás, ¿Cómo es entonces que Tramacastiel fue a parar a sus manos? Una boda tiene la culpa.

No existen documentos que expliquen parte de la historia, es por eso que algunas cosas se basan en suposiciones que se han creído las más lógicas.

Bodas y herencias

En esta historia participan tres familias nobles:

  • Los Ruiz de Azagra. Ya los conocemos porque eran los señores de Albarracín.
  • Los Ruiz de Castelblanque. Esta familia poseía en esta época el título de señores de Torre-Baja. Incluían sus territorios gran parte del actual Rincón de Ademuz (llegando su linaje hasta el siglo XV).
  • Los Fernández de Heredia. Que más tarde serían los Condes de Fuentes (señores de Tramacastiel) y marqueses primero y luego barones de Mora.

Gil Ruiz de Castelblanque era a finales del siglo XII señor de Torre-Baja, de Tormón, El Cuervo, Tramacastiel, Cascante, Valacloche, Sot y Chera. Como pasó a sus manos Tramacastiel no se sabe, pero el hecho de que Tramacastiel, siendo de Teruel, se rigiese ya desde entonces por los fueros valencianos (como los demás pueblos del Rincón de Ademuz) mientras que los demás territorios turolenses del rey lo hicieran por los aragoneses y Albarracín por los suyos propios ratifica esta suposición.

El señor de Torre-Baja Gil Ruiz de Castelblanque estaba casado con Toda Ruiz de Azagra (quizás hija de los señores de Albarracín) y tuvieron dos hijos. El primogénito fue Ramiro que heredó el título y posesiones de su padre por estos años y la menor era Toda Ruiz. Toda se casó con Blasco Fernández de Heredia (que pertenecía al linaje de los que más tarde fueron Condes de Fuentes).

Blasco Fernández de Heredia fue posteriormente un importante personaje en la Corte aragonesa llegando a ser Mayordomo de la reina y justicia de Aragón y fue quien compró Mora de Rubielos para su familia. Es a partir de este matrimonio y de sus descendientes que las tierras de Tramacastiel pasaron a ser de los Fernández de Heredia.

Tramacastiel y el condado de Fuentes

Así pues por esta razón Tramacastiel se titula del Condado de Fuentes en el siglo XV a pesar de no tener ninguna relación geográfica con esa zona. El único nexo de unión entre Fuentes y Tramacastiel son sus señores.

La Barbacana

Algún vestigio medieval nos queda en Tramacastiel (otro día hablaremos del Castillo). Desde La Barbacana os invitamos a verlos. Desde aquí podéis conocer Albarracín y Teruel. Os proponemos un par de días de excursiones y unas noches de descanso en nuestro hostal. Pero si preferís la naturaleza también os invitamos a pasear por nuestra sierra y a que nos acompañéis y vengáis a conocernos para disfrutar de unos días de tranquilidad, montaña y aire puro.

SUSCRÍBETE A TODO EL CONTENIDO DE HOSTERÍA LA BARBACANA

La Barbacana es un hotel con encanto en Teruel, ya que está situado en un pequeño y acogedor pueblo de los de toda la vida, rodeado de bellos paisajes naturales que harán que tu estancia con nosotros sea única e inolvidable. Garantizamos que tu experiencia en nuestro hostal será magnífica porque te atenderemos personalmente para que quedes totalmente satisfecho. Nuestra oferta de ocio es tanto para parejas como para familias, y nuestras instalaciones están cuidadas para que las disfrutes lo máximo posible. Durante tu alojamiento con nosotros podrás disfrutar de realizar actividades en plena naturaleza como esquiar, escalar... y de visitar lugares asombrosos. Si te interesa los hostales rústicos, la montaña, los deportes en la naturaleza, y quieres conocer más sobre Teruel no dudes en suscribirte a nuestra newsletter para estar a la última en cuanto a novedades y ofertas.

Abrir chat