Saltar al contenido

La Serretilla y su historia

Serretilla

La Serretilla

La Serretilla tiene su historia. Es una de las zonas que rodean Tramacastiel y en esta ruta que la recorre vamos a ir desde el corazón de  la montaña hasta su cima. Desde un barranco hasta ver kilómetros y kilómetros, hasta donde nos alcance la vista.

En Wikiloc

Como todas nuestras rutas senderistas esta se encuentra publicada en Wikiloc. Esta aplicación os permite, si la tenéis descargada, seguir el mismo camino que yo hice sin perderos para que así no tengáis ningún problema. Si escaneais el codigo QR de la imagen que se muestra aquí con la aplicación podréis seguirla. Si por el contrario lo hacéis con un lector de códigos QR lo que os permite es descargarla en diferentes formatos para que podáis utilizarla del modo que mejor os parezca.

En este caso debéis seguir la ruta llamada Tramacastiel – Gollizno – Vestigios de la Serretilla – Caseta de los cohetes – Tramacastiel (La Barbacana)

En la imagen tenéis la información básica de la ruta, recorrido, distancia, altitud, etc…

 

Comenzamos

Como siempre salimos desde https://hosterialabarbacana.es/ Giramos a la derecha y vamos en dirección a la iglesia. Sin duda el lugar más emblemático del casco urbano de Tramacastiel (si quitamos la hostería claro)

Giramos para llegar a la Serretilla

Cuando llegamos a la iglesia vamos a bajar hasta la carretera. También podemos hacerlo por la parte de detrás desde donde vemos el camino que baja hacía el río. Pero si miramos hacia la montaña que tenemos enfrente distinguimos perfectamente la peña la horca. Unos de los lugares que identifican Tramacastiel.

Vamos a girar hacia la derecha siguiendo la carretera en una ligera cuesta ascendente, camino del nacimiento o la Serretilla entre otros lugares.

El camino

Al poco de caminar por la carretera el asfalto se acaba. A Tramacastiel se llega a propósito o no se llega. Desde aquí todo el recorrido será por caminos, sendas y pistas forestales. En este punto podemos ver todos los corrales que antiguamente usaban los tramacastielinos y que hoy en día están en desuso cuando no semiderruidos.

Por el camino vamos siguiendo las diferentes estaciones del Vía Crucis. Arriba a nuestra derecha habremos distinguido enseguida la ermita de Santa María, en tiempos iglesia del pueblo.

Ante nosotros tenemos tres posibilidades. La de la derecha nos dirige hacia la mencionada ermita, el de la izquierda nos llevaría al nacimiento del río Tramacastiel.

Entre ambos está el camino que hemos de tomar nosotros. Veréis que hay un cartel donde explicamos algunas características del enebro. Hostería La Barbacana ha colocado multitud de ellos (para explicar flora y fauna local) por todo el pueblo. La mayoría están en la senda viva pero este es una excepción.

Veréis pintado en una piedra el símbolo blanco y verde en cruz de que por ahí no sigue una ruta. No hagáis caso, se refiere a la ruta de puntos singulares que también tenéis a vuestra entera disposición. La de los vestigios de La Serretilla es por aquí.

La flora autóctona

Desde la salida hemos pasado por algunos campos (cultivados o no). A partir de ahora nos vamos a adentrar en el bosque. Para empezar nos reciben los pinos (principal árbol de nuestro bosque) y romero en abundancia.

La Serretilla es preciosa, pero hay otros lugares

Estamos ascendiendo y comenzamos a distinguir diferentes lugares. Desde aquí tenemos enfrente dos muy importantes. La peña del águila por la que pasa la ruta de puntos singulares y a su derecha el barranco de la hoz, que muere en el nacimiento del río Tramacastiel.

Esta ruta de los vestigios de la Serretilla nos va a hacer disfrutar de unas vistas amplias de diferentes sierras, peñas, pueblos, etc…

En el ascenso aún seguimos distinguiendo el pueblo. Queda a nuestra espalda, pero si acertamos a girarnos en el momento oportuno nos encontraremos con una bonita estampa que un pueblo y montañas que lo rodean.

La miel de la Serretilla

La miel es una de las riquezas de Tramacastiel. A lo largo del recorrido hay diversos puntos en que nos encontraremos con colmenas. Viene gente de muy lejos para colocarlas incluyendo en lo alto de La Serretilla,  por algo será.

Cuidado con los almendros

En lo alto de la cuesta que acabamos de subir debemos desviarnos. Llegamos a un campo de almendros rodeado de algunos pinos. El camino sigue recto pero se acaba en el campo. Nosotros nos desviamos por un sendero a la derecha que rodea este cultivo y nos lleva al Gollizno y la Serretilla.

La virgen del Gollizno, una pausa antes de la subida a la Serretilla

Hemos dejado atrás los campos para adentrarnos en un barranco. Tras una abrupta y sinuosa bajada llegamos a un cartel de madera que nos indica que hemos llegado a la Virgen del Gollizno.

Nadie sabe porque está ahí, aunque en tiempos el lugar era más transitado como demuestran los corrales que hay un poco más abajo.

Para llegar a los vestigios de la Serretilla vamos a seguir caminando por el sendero.

En mitad de la montaña

A partir de aquí nos adentramos en el corazón de la montaña. El camino es estrecho, solo podemos ir en fila india, y a derecha e izquierda tenemos paredes verticales espectaculares. Estamos siguiendo el barranco por donde el agua corre en tiempo de tormentas y lluvias.

El agua por debajo, nosotros por arriba

Camino de la serretilla la senda es perfectamente distinguible. Estamos un poco más elevados del recorrido del agua. Podemos ver debajo de nosotros el recorrido que sigue el agua cuando llueve y en algunos puntos donde se estanca (los animales van a beber cuando hay) y forma charcos.

Seguimos rodeados de pinos y monte bajo, enebro, romero, tomillo y más. Más adelante, y en varios lugares ambos caminos (el nuestro y el del agua) se juntan para formar solo uno. Es muy fácil de seguir.

Suave ascenso hacia la Serretilla

Después de un tramo de descenso y de andar por el fondo del barranco vamos a iniciar el ascenso hacía la Serretilla. A lo largo de todo el barranco el ascenso va a ser suave pero continuado con algún tramo de descanso.

En el tramo final la pendiente se agudiza un poco más pero es un ascenso cómodo.

Se ensancha el camino

Cuando ya se acerca el final del barranco del Gollizno el camino se hace más ancho. Antes era una estrecha senda hasta que terminaba cuando se cruzaba con el de la Serretilla. El cambio es relativamente reciente por lo que el suelo aún está un poco blando a veces.

Antiguamente muchos habitantes de Tramacastiel y de todos los pueblos de alrededor utilizaba el monte para sobrevivir. Es habitual encontrar construcciones de diversos tamaños salpicadas por la Serretilla, pero también por otros lugares. Desde pequeños como el que nos vamos a encontrar en este ascenso hasta corrales enormes para el ganado y viviendas adosadas.

Se acaba el camino

El camino que estamos siguiendo se acaba. Se nos cruza otro de forma perpendicular. Este que vamos a tomar acaba de salir de la pista que viene del corral de alejos y de la hoya embid y se dirige a la Serretilla y la caseta de los cohetes.

Giramos a la derecha.

Nuestros primeros cruces hacia los vestigios de la Serretilla

Poco más adelante nos encontramos el primer cruce. Está indicado con un cartel de madera. Nosotros vamos a tomar el camino que indica Tramacastiel que es el de la derecha y que nos llevará a los vestigios de la Serretilla.

Si tomáramos el que desciende a nuestra izquierda llegaríamos al Santuario de la Fuensanta que está muy cerca de Villel. En esta ruta vamos a ver en los vestigios de la Serretilla restos de la Guerra Civil, pero muy cerca del Santuario de la Fuensanta también podríamos encontrar. Esta zona fue de mucha actividad en nuestra guerra.

No pasa mucho y nos encontramos un segundo cruce.  En este punto si que vamos a tomar el camino de la izquierda. Si siguiésemos recto iríamos en dirección Tramacastiel. Para llegar a los vestigios de la Serretilla vamos a tener que subir un poco más.

En este cruce vemos que estamos en la ruta de la Veracruz. Un camino cristiano parecido al camino de Santiago pero cuyo destino es Caravaca de la Cruz en Murcia. Desde aquí falta unos 400 kilómetros.

Ya casi estamos en los Vestigios de la Serretilla

Llegamos al final del tramo que asciende y vemos un camino que viene por nuestra derecha. Desde aquí ya distinguimos a no más de 100 metros otro camino que sale a la derecha.

Aquí ya podemos ver las montañas que nos rodean. Estamos en lo alto de la montaña y podemos echar la vista muy, muy lejos.

¡Ya estamos muy cerca de los vestigios de la Serretilla!

Los Vestigios de la Serretilla

Hemos tomado el camino hace quinientos metros y hasta que no llegamos al final no tenemos el premio. Primero vemos la construcción que data de la Guerra Civil y que da nombre al lugar. Es lo que queda de lo que seguramente fue un puesto de vigilancia desde el que se controlaba los movimientos de tropas. Desde aquí se  ve Teruel y más allá.

Si nos acercamos más al precipicio tenemos unas vistas de 180 grados que nos hacen darnos cuenta de lo pequeños que somos en comparación con el mundo que nos rodea.

Cuando hayamos disfrutado de lo que nos rodea vamos a volver por el camino por el que hemos venido hasta llegar al cruce que hemos tomado antes.

Desde los vestigios de la Serretilla, la segunda parte

La segunda parte de esta excursión no se parece en nada a la primera. Si por el camino del Gollizno hemos ido por el corazón de la montaña aquí vamos a ir por la cresta de esta.

Durante todo el trayecto hasta llegar a la Barbacana vamos a disfrutar de vistas maravillosas desde diferentes puntos de vista y a ambos lados del camino.

Por la pista entre pinos y romero

Como durante el resto del trayecto el pino es el protagonista junto al romero. Por eso podéis ver en algunos puntos avisos de colmenas cerca y podéis ver (según cuando vengáis) las abejas libando de las flores del romero. Es la música de fondo.

La cima de la ruta de los vestigios de la Serretilla

Poco más adelante estamos en el punto  más alto de nuestra ruta, podemos disfrutar de hermosas vistas a ambos lados.

Es mejor apartarse un poco del camino para acercarse más al barranco y apreciarlas mejor.

Os lo recomiendo y parad un ratico para oír… solo el viento las hojas moverse.

El camino que seguimos acaba y tomamos uno que viene a nuestra derecha. Es el que habíamos dejado antes en el que habíamos visto la señal del camino de la Veracruz.

Ya vamos hacía Tramacastiel

Cuando llevamos no mucho tiempo por este nuevo camino lo abandonamos. Nos encontramos una señal de madera, como hemos visto muchas, que nos indica por donde ir hacia Tramacastiel. Es a partir de aquí que nuestro camino será descendente cada vez de una forma más evidente.

Desde aquí, para los que lo conocemos, ya distinguimos puntos que hemos visto antes al inicio de nuestra ruta. El primero la peña del águila que es el punto más alto y que se encuentra aproximadamente a la misma altura que nosotros.

La flora cambia

Durante el descenso se irá observando un cambio en la flora que nos rodea. Aunque los pinos siguen siendo uno de los protagonistas otros árboles se unen a él en la ruta de la Serretilla. La carrasca, o encina, es también muy típica en esta zona, pero vemos también rebollo (un arbusto de hoja muy parecida a la carrasca), o enebro.

También empezamos a ver los primeros campos, abandonados, que en su mayoría eran de manzanos.

La caseta de los cohetes y otros lugares de Tramacastiel

Quedan unos 2 kilómetros para llegar, pero hemos de hacer una parada obligada. La caseta de los cohetes se ha convertido en un mirador excelente. Antiguamente, de ahí su nombre, desde aquí se tiraban los cohetes con los que se intentaba disipar las tormentas que tanto daño hacían a los cultivos. Hoy en día con los cultivos abandonados desde aquí podemos observar toda la vega del río Tramacastiel.

Y durante todo el camino de descenso distinguimos cada vez más cerca la peña de la horca.

En una de las curvas del camino descubrimos algo de historia. Encima del pueblo hay un mirador que se sitúa en el actual cementerio. Muy cerca del cementerio están las ruinas de lo que en su día fue el castillo. Y al otro lado del río el molino, hoy derruido, pero que funcionó hasta bien avanzado el siglo XX.

La ermita de Santa María

Al principio del recorrido hemos dejado encima nuestro la ermita que ahora vemos desde arriba y de la que pasaremos muy cerquita casi al final del descenso desde los vestigios de la Serretilla.

Junto a la ermita tenemos un pequeño merendero. En verano es un lugar ideal para ver las estrellas. El cielo de Tramacastiel es muy limpio y es increíble la cantidad de estrellas que pueden llegar a verse.

El tramo final de la ruta de la Serretilla

Cuando llegamos abajo nos encontramos con el camino en el que hemos iniciado nuestra ruta. Ya estamos prácticamente en el pueblo.

Solo nos queda llegar nuevamente a la iglesia de Tramacastiel y finalizar en Hostería la Barbacana donde os brindaremos nuestro mejor servicio.

SUSCRÍBETE A TODO EL CONTENIDO DE HOSTERÍA LA BARBACANA

La Barbacana es un hotel con encanto en Teruel, ya que está situado en un pequeño y acogedor pueblo de los de toda la vida, rodeado de bellos paisajes naturales que harán que tu estancia con nosotros sea única e inolvidable. Garantizamos que tu experiencia en nuestro hostal será magnífica porque te atenderemos personalmente para que quedes totalmente satisfecho. Nuestra oferta de ocio es tanto para parejas como para familias, y nuestras instalaciones están cuidadas para que las disfrutes lo máximo posible. Durante tu alojamiento con nosotros podrás disfrutar de realizar actividades en plena naturaleza como esquiar, escalar... y de visitar lugares asombrosos. Si te interesa los hostales rústicos, la montaña, los deportes en la naturaleza, y quieres conocer más sobre Teruel no dudes en suscribirte a nuestra newsletter para estar a la última en cuanto a novedades y ofertas.

Abrir chat