Saltar al contenido

Albarracín: un pueblo encantador

Albarracín

Albarracín

Albarracín es sin duda una visita obligada para aquellos que queréis hacer un poco de turismo desde nuestra casa.

Muchos siglos de historia

Ya dijo Azorín que Albarracín era uno de los pueblos más bonito de España y no le vamos a quitar la razón. Poblada desde tiempos prehistóricos (como demuestran las pinturas rupestres que se encuentran en sus alrededores) su historia comienza ya con tribus celtas y después por aquí pasaron romanos, árabes y cristianos.

Al final y después de tantos siglos de historia, lo que hoy conocemos y nos ofrece Albarracín es fruto sobre todo de estas dos últimos habitantes que, paseando por sus calles, podemos casi ver a nuestro lado, en sus casas, en sus trabajos, en sus iglesias.

Por esta razón es monumento histórico nacional desde 1961 y está propuesto ante la UNESCO para ser declarado patrimonio de la humanidad.

Situemos Albarracín

Albarracín cuenta con una población de aproximadamente 1205 habitantes. Es pues una población pequeña (aunque no para Teruel).

Se encuentra situada a 1182 metros de altitud. Está sobre la ladera de una montaña (sus cuestas lo demuestran) y casi totalmente rodeado por el río Guadalaviar. Al norte se encuentra la Sierra de Albarracín y al sur los Montes Universales.

Además del mencionado río Guadalaviar, aquí cerca nacen el Tajo, el Júcar, el Cabriel y el Jiloca. La naturaleza que lo rodea es impresionante, pero aquí os vamos a hablar del pueblo, de su casco urbano.

¿Cómo es Albarracín?

Albarracín, como ya hemos mencionado, tiene situado su casco urbano sobre la ladera de una montaña. Eso hace que todo su casco histórico se encuentre repleto de cuestas y escaleras. Los que llevéis carros con niños no tengáis miedo, siempre hay un camino para sortear las temidas escaleras. Sus calles están empedradas y los voladizos de sus casas casi se juntan unos con otros.

Otra de los rasgos característicos es su color. Construido con piedras del cercano Rodeno ese color rojizo es característico. Además en tiempos modernos, salvo excepciones, se ha intentado respetar esta visión de la ciudad. Una de las causas sin duda sois vosotros. El turismo ha sido el motor que ha impedido que el descenso de población en Albarracín sea tan acusado como en otras partes de Teruel.

En estos paseos por sus calles podemos encontrar construcciones que datan desde el siglo XVI, y en cada uno de ellos descubrir un nuevo rincón desconocido con un encanto sin igual.

Que no debemos perdernos en Albarracín

Vamos aquí a citaros algunos edificios que no os debéis perder, pero siempre podéis descubrir vuestro Albarracín particular.

La Catedral de El Salvador

Empezaremos por toda la tradición cristiana. En primer lugar no podéis perderos la catedral. Además de su arquitectura lo que más destaca es un retablo que data del año 1566 obra de Cosme Damián. El edificio data del siglo XVI y es de una sola nave. Cuenta con un museo donde observar una colección incomparable de 7 tapices flamencos.

El Palacio Episcopal de Albarracín

Junto a la catedral encontramos el Palacio Episcopal. Aunque actualmente el Obispo de Albarracín y el de Teruel son el mismo sigue conservando su autonomía (la autonomía es un rasgo que es histórico de la ciudad también a nivel político tanto en época musulmana como cristiana). No os olvidéis de observar su portada barroca.

El castillo

Se encuentra en el casco antiguo y estuvo casi en ruinas. Por suerte ha sido restaurado y nos muestra todos sus encantos. Su construcción se debe a los musulmanes. Fue la familia de los Banu-Razin quien lo utilizó como Alcázar cuando Albarracín era una Taifa independiente. Por cierto el nombre de Albarracín deriva del de esta familia bereber.

Su destrucción se produjo en el siglo XVIII durante la guerra de sucesión. Albarracín fue perdiendo su importancia defensiva y Felipe V decidió desmantelarlo en parte. Hoy podemos observar su importante patrimonio resultado de las excavaciones arqueológicas realizadas.

Torre del Andador

También de origen musulmán esta torre no se unió a la muralla hasta el siglo XI. Su misión era defender a la ciudad de las primeras envestidas enemigas. Rodeada de un foso excavado en la piedra. A pesar de ser un rectángulo de solo 70 metros cuadrados es visible desde cualquier punto porque se encuentra en lo más alto de la ciudad.

Las murallas de Albarracín.

Quizás sea lo más característico de Albarracín. Aunque sus primeras piedras datan de época visigótica ha sido remodelada en época musulmana. También en época cristiana la retocaron los reyes aragoneses. Jaime II, Pedro IV y Fernando el Católico. La tuvieron muy en cuenta por su importancia defensiva.

Y más cosas que podemos ver

La lista es muy larga. Podría seguir con la Torre de doña Blanca, la casa de la Julianeta, el museo del juguete o el ayuntamiento (os recomiendo visitar la plaza). Pero dejaremos algo para otro día.

Llegar a Albarracín

Muchos de los clientes de La Barbacana utilizan uno de los días para visitar esta hermosa ciudad. Siempre recomendamos dos cosas a tener en cuenta.

La primera es sobre el coche. Para llegar a Albarracín es sin duda el mejor medio de transporte. Como aparcar por la ciudad es imposible hay que utilizar uno de los varios aparcamientos de que se dispone. No os preocupéis todos están muy cerca del centro histórico.

La segunda es que si queréis disfrutar en un día de todo el encanto de Albarracín contratéis una visita guiada. Nosotros os podemos ayudar. El Andador es nuestro preferido, decidnos que queréis realizar esta visita y nosotros os concertamos día y hora, además nos hacen un pequeño descuento.

La cena en La Barbacana

Os aseguramos una cosa. Cuando volváis después a Hostería La Barbacana estaréis en vuestra casa. Os daremos de cenar (os lo habréis ganado) y luego podréis descansar en un marco incomparable.

SUSCRÍBETE A TODO EL CONTENIDO DE HOSTERÍA LA BARBACANA

La Barbacana es un hotel con encanto en Teruel, ya que está situado en un pequeño y acogedor pueblo de los de toda la vida, rodeado de bellos paisajes naturales que harán que tu estancia con nosotros sea única e inolvidable. Garantizamos que tu experiencia en nuestro hostal será magnífica porque te atenderemos personalmente para que quedes totalmente satisfecho. Nuestra oferta de ocio es tanto para parejas como para familias, y nuestras instalaciones están cuidadas para que las disfrutes lo máximo posible. Durante tu alojamiento con nosotros podrás disfrutar de realizar actividades en plena naturaleza como esquiar, escalar... y de visitar lugares asombrosos. Si te interesa los hostales rústicos, la montaña, los deportes en la naturaleza, y quieres conocer más sobre Teruel no dudes en suscribirte a nuestra newsletter para estar a la última en cuanto a novedades y ofertas.

Abrir chat